domingo, 19 de marzo de 2017

El mejor régimen político

Respecto a la buena ordenación de los gobernantes en una ciudad o nación, hay que atender a dos cosas. Primero, que todos tengan una parte en el gobierno, pues por ello se conserva la paz del pueblo, y todos aman un orden semejante y se hacen sus defensores, como se dice en el libro II de la Política. En segundo lugar, hay que atender a la forma del régimen político, o sea, de la organización de los poderes. Existen diversas clases de régimen político, según enseña Aristóteles en el libro III de la Política. Las principales son, sin embargo, la monarquía, en que uno solo gobierna según la virtud, y la aristocracia, es decir, el gobierno de los mejores, en donde gobiernan unos pocos según la virtud.

    Por consiguiente, el mejor orden político en cualquier Estado o reino será aquel en que uno solo sea puesto al frente del Estado y gobierne a todos según la virtud, y subordinadamente a él colaboren otros magistrados, y, no obstante, tal poder pertenezca a todos, en cuanto todos pueden ser elegidos y todos también pueden ser electores. Tal es, en efecto, el mejor Estado: el bien combinado de monarquía, en cuanto que uno preside, de aristocracia, en cuanto muchos ejercen el poder según la virtud, y de democracia, es decir, de gobierno popular, en cuanto que los gobernantes pueden ser elegidos de entre la muchedumbre del pueblo y al pueblo pertenece la elección de los gobernantes[34] .

[34] Tomás de Aquino, Suma teológica, parte I-II, cuestión 105 art 1, trad. de Andrés Martínez Lorca. Las frases en cursiva son del autor. <<

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada